La importancia del desayuno

La importancia del desayuno

En Liberorum somos unos apasionados del desayuno. Por eso queremos transmitir a las familias la importancia de empezar el día dándole energía al cuerpo. ¿Y qué mejor que hacerlo de forma saludable?

Sabemos a la perfección en qué consiste un desayuno adecuado para nosotros y para nuestros hijos. Una tostada con aceite de oliva virgen extra, un poco de fruta o zumo natural y un vaso de leche con unos cereales son más que suficientes para comenzar la jornada con las pilas cargadas. Un bocadillo mediano, una pieza de fruta, un puñado de cereales o una barrita son imprescindibles a media mañana para seguir manteniendo el cuerpo activo y no detener el proceso de ingestión y consumo de energía. Crear el hábito de desayunar juntos y con tranquilidad requiere de tiempo, orden y práctica. ¡Pero no es imposible!

Por supuesto es recomendable no abusar de la bollería y las grasas. Evidentemente no pasa nada por tomarlas de vez en cuando. A todos nos gusta comer un cruasán, una chuchería o una chocolatina. Dejar este tipo de alimentos como algo excepcional nos permitirá disfrutarlos más si los consumimos puntualmente y además nos sentiremos mejor. Somos conscientes de que la bollería y los alimentos prefabricados son muy cómodos. Vienen en envases fáciles de llevar y que además resultan vistosos para los niños. Cuántos papás y mamás habrán pensado alguna vez: lo importante es que coma algo…y si la manzana la tira…pues que se coma unas galletas con chocolate…

Introducir la miel como edulcorante en sustitución del azúcar es también un hábito recomendable. Los alimentos azucarados nos proporcionan energía de forma rápida pero tienen una duración corta. La miel, sin embargo, se absorbe con más lentitud de forma que nos proporciona energía prolongándose en el tiempo.

¡Y para acabar queremos enseñarte estos seis apetitosos desayunos que pueden servirte de inspiración para compartir en familia!

Comentario (1)

Inscribe tus palabras

Arriba